Moda

TRAFFIC MUSEUM EXHIBIRÁ TALENTO NACIONAL EN EL MUSEO DE JADE.

San José. Martes 29 de octubre 2019 

El próximo jueves 31 de octubre como parte de la tercera edición de Traffic Museum, se celebrará la apertura de la exhibición de nueve propuestas participantes para este año. Esta presentación tomará el Museo de Jade hasta finales de noviembre y le permitirá a los seguidores del diseño encontrar propuestas llenas de creatividad que buscan innovar más allá de la moda; incluyendo piezas únicas como mobiliario y accesorios.

“Nos complace tener la tercera edición de Traffic Museum, un proyecto con el cual se democratiza la moda y el diseño, y se activa el corazón de San José; permitiéndole a personas cuyos universos de trabajo distan al de diseño puedan experimentar, conocer e imaginar. Se busca un proceso de encadenamiento donde creatividad genera más creatividad, así como la inspiración de esta edición que es proceso creativo de Toribio y Mario Hernández”, comenta Gabriela Delgado, directora del proyecto.

Una tercera edición que se apodera del talento

Annabella Prins y Mauricio Cruz – Libertad Creativa

Las tiendas de ropa americana se vuelven aliadas del tiempo. La reutilización de materiales refleja a una sociedad que se adapta y espera encontrar una nueva relación de bondad con el entorno, con la naturaleza y consigo misma.

Mariana Castro – Dejar ir

Una capa de humo rodea nuestro cielo: un escenario pasado de moda para la utopía que supone la ciudad. Y es que la contaminación nace de una forma de consumo desmedida, sobre producida y sin elegancia. La hazaña sería volver a lo natural, sin el perjuicio ni la atadura de poseer cosas. Sería soltarnos a lo silvestre para poder respirar de nuevo. La obra de arte sería sin lugar a dudas, la de soltar.

Helen Núñez – La transformación sana

El diseño implica un proceso sanador e íntimo que nos permite explorar, representar y construir una y otra vez lo que somos. Convertir materiales cotidianos y residuos –como el plástico– en piezas con nuevo valor y uso, es también un recorrido creativo que nos conecta con nosotros mismos, nos permite tomar nuevas decisiones y encontrar respuestas a problemas. El diseño es catarsis social.

Sharon Tello & Camila Calvo – Abrazar la diversidad

La mariposa Adelpha, se caracteriza por su color café y amarillo vivo y se convierte en el símbolo ideal para representar la afro descendencia, casi invisible en Costa Rica, aunque presente en todo el territorio. Con esta pieza, se busca invertir el proceso discriminatorio y reivindicar la artesanía, el trabajo manual, el contacto con la tierra y el valor del sudor. Limpiar la imagen de la dignidad.

Michelle Duarte – Unidos a lo ancestral

Una hipnótica Morpho Azul nos acompaña en un viaje multidimensional de tradición e innovación, artesanía y tecnología. A través de tejidos, hechos con técnicas precolombinas, como el telar, permanecemos unimos a esa vida natural, a la identidad indígena que grita por dentro pero es suave por fuera, con los hombros descubiertos y endémica de la selva tropical, como una monstera deliciosa.

Fruela – Nuevas curvas

Una gabardina transformada en cartera. Uno de los principales prodigios del ser humano es su capacidad de crear. En una nueva era de conciencia y urgencia ambiental, es imprescindible evolucionar la idea que tenemos de crear, a transformar.

 

Tobías Karolicky – Lo ya vivido es lo nuevo

Vidrio quemado con láminas de plata, perlas y alambre, un puñado de pasado que se muestra con chispas de jovialidad y nos recuerda lo eterno del tiempo, lo que está hecho con amor para sobrevivir. En un contexto donde reina el fast – fashion (moda rápida) unirnos a lo atemporal parece ser el único camino, como un vibrante mercado de pulgas con olor a sal, donde la obsolescencia programada pareciera no existir. Aunque parezca viejo, el amor siempre es nuevo. 

Fernando Ramírez – La estructura soy yo

Latinoamérica es fuerte, multifacética y llena de texturas, una tierra versátil con una identidad rica y un espíritu fuerte. Pura expresión sin ataduras que nos ha dejado con ganas de estructuras que funcionen, en la política, en la institución y hasta en nuestros propios hogares. Aún cegados por el color, el paisaje y las conquistas lejanas, despertamos a una nueva era con ganas de poner las cosas en orden, de ser apoyo para los demás y de sentirnos felices con nuestro propio reflejo. Los hilos que nos amarran, nos mantendrán unidos hasta lograrlo.

Todas estas piezas que denotan el impacto de la globalización, conectividad en la naturaleza y la tradición, deslumbrarán desde el 31 de octubre hasta finales de noviembre en el Museo de Jade como parte de Traffic Museum powered by Davivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *